Smartwatch vs. reloj tradicional: ¿cuál elegir?

Smartwatch vs. reloj tradicional

Los smartwatches son cada vez más populares, debido a que cuentan con muchas más funciones y tienen una excelente compatibilidad con los dispositivos electrónicos. Por lo tanto, además de ser solo un reloj, también permiten ver mensajes de forma rápida, cuentan con acceso directo al asistente de voz y miden datos biométricos que son muy útiles para determinar mejor la forma en la que te conviene realizar deportes o actividad física.

Así como también hay algunos que son tan complejos que pueden medir la oxigenación de la sangre, los ciclos de sueño, etc. De esta manera, tus hábitos de cuidado personal mejoran considerablemente.

Por su parte, los relojes tradicionales tienen la simpleza como principal punto fuerte. Al no requerir tantos ajustes y al tener un cuerpo más robusto, pueden durar mucho más tiempo. Así como también resisten mejor los golpes, las caídas o ser sumergidos a grandes profundidades, por lo que son mucho más prácticos para llevar a cabo actividades más extremas.

Por lo tanto, la decisión que tomes al respecto de cuál es la alternativa que más te conviene va a depender, obviamente, del tipo de uso que vayas a darle al dispositivo y de la forma en la que quieras que este responda.

A continuación, te contaremos cuáles son los puntos fuertes y los puntos débiles de cada opción (ya sean los smartwatches o los relojes tradicionales) y, probablemente, te sorprendas al darte cuenta de que las diferencias no son tan rígidas como pensabas.

Los relojes tradicionales: la simpleza y la durabilidad como punto fuerte

Los relojes tradicionales

Un reloj tradicional de marca cuenta con la ventaja de que va adquiriendo más valor a través del tiempo. Esto se debe a que no son solo un dispositivo para ver la hora, sino que son una pequeña pieza de ingeniería diseñada de forma exclusiva.

Por lo tanto, se podría decir que un buen reloj tradicional tiene un valor de joyería. Así como también los materiales con los que está fabricado un reloj de este tipo emplea metales de mayor durabilidad, cristales más resistentes y, en su interior, cuentan con engranajes y elementos que trabajan de manera mecánica.

Por lo tanto, lo que se paga al comprar un reloj de estas características es, sobre todo, el diseño de los ingenieros que lo desarrollaron. Así como también la durabilidad y la confiabilidad de los materiales.

Los buenos relojes tradicionales combinan la innovación con la tradición. Así como también cuentan con una vida útil mucho más larga.

Además, la tecnología que incorporan los relojes tradicionales prioriza la funcionalidad y la durabilidad. Por lo tanto, los mecanismos internos no necesitan de una alimentación de energía externa, sino que funcionan por la inercia de las partes mecánicas.

Los relojes inteligentes, una opción con mejor integración de dispositivos

Los relojes inteligentes

Como ya lo mencionamos, el punto fuerte de los relojes inteligentes es que cuentan con una buena integración con el resto de los dispositivos electrónicos que vas a usar en tu día a día. Por lo tanto, su funcionalidad es mucho más alta y completa que la que puede ofrecer un reloj tradicional.

Es por esta razón, precisamente, que se pusieron de moda. Además de que son más ligeros en muchos casos, por lo que pueden resultar más cómodos.

Una de las principales ventajas de un smartwatch es que permite establecer hábitos saludables mucho más fácilmente, debido a que lleva un control de la salud más detallado. Por ejemplo, algunos de los parámetros que mide un reloj inteligente son los siguientes:

  • Ritmo cardíaco durante el día y durante los momentos en los que realizas actividad física.
  • Grado de oxigenación de la sangre.
  • Ciclos de sueño y calidad del sueño.
  • Alimentación saludable y horarios de comida durante el día.
  • Peso corporal y su variación a lo largo del tiempo.

Por lo tanto, obviamente, la cantidad de funciones que ofrece para el día a día lo convierten en una opción mucho más recomendable. Así como también su precio, en relación con un buen reloj mecánico, es mucho más bajo, lo que lo accesible a un público mucho más amplio.

Sin embargo, incluso tomando en cuenta todas las ventajas que tiene para ofrecer un reloj inteligente, no hay que olvidarse o dejar de lado la opción de contar con un reloj tradicional.

Como ya lo mencionamos, el enfoque del usuario es completamente distinto. Mientras que la alternativa del reloj tradicional está orientada para un público más exclusivo, los relojes inteligentes están orientados a tener una mayor funcionalidad y a ser usados a diario.

Dos opciones que no son incompatibles

Tomando en cuenta los datos y las diferencias que ya mencionamos, no creemos que estas dos alternativas sean incompatibles entre sí, debido a que están destinados a usos muy diferentes.

Si bien los relojes inteligentes, por la medición de datos biométricos, deberían usarse, recomendablemente, la mayor parte del día, puedes intercambiarlo por un reloj mecánico elegante para ciertas ocasiones.

Por ejemplo, en un evento en el que tengas que vestir de etiqueta y quieras lucir un accesorio lujoso, contar con un reloj Patek en la muñeca puede ser una magnífica forma de demostrar prestigio y, sobre todo, estilo. Así como también es fácil de combinar y de llevar con trajes o con ropa más elegante.

Por lo tanto, deberías pensar en un reloj de estas características como en un accesorio, más que un dispositivo. Además, es también una forma de demostrar la admiración que inspira esa pequeña pieza de ingeniería compleja que se puede llevar sobre la muñeca.

Por su parte, el reloj inteligente es un gadget que se puede llevar en la muñeca todos los días. Sus funciones están pensadas para ser aplicadas en el trabajo, en momentos de ocio e incluso realizando deportes. Es por esta razón que resulta mucho más práctico.

Además, al tener una diferencia de precio considerable con los relojes de lujo, no es tan significativo ni un gran problema que se dañe con el uso diario o que sufra golpes y caídas.

¿Los relojes inteligentes tienen buena durabilidad?

Cada vez más, los relojes inteligentes tienen mejor durabilidad en lo que respecta a su vida útil, es decir, el tiempo que su batería y sus componentes internos funciona sin tener que ser reemplazados. Y también tienen más resistencia al polvo, a las salpicaduras y a los golpes, ya que las pantallas táctiles son más duras.

Teniendo esto en cuenta, realizar la inversión para comprar un buen reloj inteligente es una buena alternativa, debido a que lo vale. Los beneficios que tiene, en este sentido, sobrepasan ampliamente a su costo y a los demás factores para tomar en cuenta.

En conclusión, no deberías optar por una opción o por la otra, sino que, incluso, puedes complementar los dos tipos de relojes sobre los que hablamos. Como son diferentes sus funciones y las circunstancias en las que se usan, resulta mucho más conveniente usarlos de forma complementaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir